Prótesis Perfecta

Introducción Submamaria

Colocación Submamaria

 La vía de introducción submamaria es atractiva cicatricialmente, aunque es una piel gruesa de cicatrices impredecibles, por estar escondida bajo la caída de la mama, situada en el pliegue del mismo nombre que se forma entre la raíz de la mama y el tórax, siendo visible cuando la paciente se tumba. Tiene algunos inconvenientes que con los años la han situado como una vía de segunda elección.

 El principal problema de la vía submamaria es la distancia desde el pliegue donde se practica la incisión hasta las inserciones internas del músculo pectoral, por ello la colocación submuscular parcial del implante, debajo del músculo pectoral debidamente liberado, es dificultosa y ocasionalmente incompleta. Esta limitación conlleva que el implante pueda quedar en ocasiones no suficientemente medializado, dejando el polo interno de la mama con poco volumen.

 Estos problemas no se han logrado eliminar con los años de perfeccionamiento técnico del aumento de mamas, ni siquiera con la aplicación de la endoscopia (visualización mediante instrumentos ópticos de la cavidad). La colocación subglandular/supramuscular es menos conflictiva técnicamente y menos agresiva quirúrgicamente, con lo que las probabilidades de complicaciones desaparecen vía submamaria.

 Algunos cirujanos realizan una modificación poco ortodoxa de la vía de introducción submamaria, a la que siguen denominando "submamaria", al practicar la incisión mucho más lateral y superior de lo que anatómicamente corresponde en el pliegue, ya en el lateral mamario plenamente visible, para facilitar su trabajo. No sería una vía submamaria y si una peligrosa y fraudulenta consideración de la técnica original, que pierde todo el atractivo cicatricial por mucho que se insista en darle un nombre que no le corresponde.

 La vía de introducción submamaria es una vía parcialmente ciega, simple y de un solo uso. Es parcialmente ciega porque impide al cirujano visualizar la mitad superior de la cavidad que contiene al implante, parcialmente simple porque apenas permite complementos técnicos que pudieran requerirse, y de un solo uso para aumentos de mamas primarios, pudiendo repetirse en algunas contracturas capsulares, pequeñas complicaciones y raramente en los recambios tardíos, ya que no permite una completa limpieza de los tejidos en las áreas mencionadas. Esto último obligaría a añadir nuevas cicatrices.

 La vía submamaria es de segunda elección por detrás de la vía areolar, por ejemplo cuando las dimensiones de la areola de la paciente no permiten o hacen poco aconsejable realizar la técnica o introducir los implantes.

 

 Ventajas

 Cicatriz relativamente escondida.
 No se cruza la mama.
 Bajo riesgo de pérdida de sensibilidad en pezón y areola.
 Bajo riesgo de hemorragia.
 No hay limitación anatómica.
 Permite la colocación submuscular parcial.
 Permite la reproducción y la lactancia materna.
 Permite la realización de estudios mamarios como mamografía, ecografía, biopsias, etc.
 

 Inconvenientes

 Cicatriz visible en algunas posiciones.
 Piel de impredecible calidad estética cicatricial.
 Moderado riesgo de complicaciones cicatriciales.
 Moderado riesgo de que el implante quede excesivamente lateralizado si el plano de colocación es submuscular parcial.
 No permite la mayoría de los complementos técnicos.
 Vía parcialmente ciega.
 Frecuentemente inadecuada para cirugía secundaria.


  •  
    MapaWeb Dr. Nogueira Siluest Belliance Aviso Médico Aviso Legal
    Prótesis Perfecta