Prótesis Perfecta

Composición del Relleno

Composición del Relleno

 En los inicios del aumento de mamas moderno en los años 60, los implantes se fabricaron con un contenido interior de un gel de silicona muy fluido, que por convencionalismo denominaremos de silicona líquida aunque realmente no era un fluido.

 Este gel líquido de silicona fue injustamente culpado de muchas de las contracturas capsulares de las épocas iniciales de los implantes, debido al fenómeno de difusión del gel al exterior mediante micropartículas que atravesaban la cubierta monocapa, sin que existiera un punto de ruptura en la superficie, a esto se le denominó "bleed" o "sudación". Es obvio que la fluidez del gel favorecía dicho fenómeno pero no era el culpable, las cubiertas no estaban perfeccionadas y permitían que con el paso del tiempo la silicona migrase al exterior.

 La Food and Drug Administration (FDA), el organismo regulador de productos médicos y medicamentos en EEUU, desató en los años 90 el "escándalo de la silicona". Debido al peculiar sistema legal americano y a una visión totalmente restrictiva y sin fundamento científico de la FDA, se prohibió el uso de la silicona para el aumento mamario. El principal fabricante mundial de silicona para implantes mamarios se vio forzado a la quiebra por el aluvión de demandas judiciales, se produjo el pánico entre las pacientes portadoras y los bufetes de abogados terminaron por completar el caos. Se produjeron situaciones tan paradójicas como la quiebra de varios fabricantes de implantes mamarios con base en EEUU, implantes que por otra parte eran totalmente seguros.

 De forma poco comprensible en EEUU se dejaron de usar los implantes rellenos de gel de silicona, pero no los implantes con cubierta de silicona, que al fin y al cabo es lo que permanentemente está en contacto con los tejidos de la paciente, la superficie exterior. Igual de ilógico fue que en EEUU se permitieran cubiertas poco perfeccionadas que en gran medida eran responsables de los problemas causados por los implantes en las primeras generaciones.

 Este conflicto sólo se produjo en EEUU, pues en el resto del mundo se siguieron utilizando implantes rellenos de silicona con total normalidad legal y médica. Toda aquella situación se vio como algo injustificado con el paso de los años, hasta el punto que hoy en día se usan todo tipo de implantes rellenos de silicona en EEUU con la aprobación de la FDA.

 Gracias a las mejoras en las cubiertas asegurando su impermeabilidad y proporcionando longevidad, los fabricantes optaron por diversas alternativas para el relleno de los implantes, no todas con el mismo grado de acierto.

Silicona Líquida

Silicona Líquida

 Los implantes más primitivos se componían de una cubierta de silicona y gel fluido de silicona en su interior. El gel fluido de silicona ofrece un tacto adecuado al implante, siendo una opción aceptable como relleno de los implantes. Sin embargo facilita el "rippling" que consiste en ondulaciones visibles y/o palpables ocasionadas por su fluidez.

 Se ha hablado mucho acerca de los inconvenientes de la silicona líquida con el envejecimiento y/o ruptura de los implantes al paso de los años. Sin embargo no se puede afirmar que suponga un riesgo ni un problema que no se pueda resolver adecuadamente.

 Es un hecho que el gel líquido de silicona hace más laboriosa la limpieza en la tarea del cirujano, sobre todo en casos de implantes que llevan rotos varios años. Lo conveniente es que la paciente no abandone la revisión de sus implantes a partir del momento en que se acerquen a terminar su vida útil esperada, de esta forma se evitan tareas más arduas para el cirujano quien, si atesora la suficiente experiencia en cirugía secundaria, siempre podrá hacer una limpieza completa de los restos de silicona.

 Además se ha descrito la migración de micropartículas de silicona dentro del tejido mamario y a los ganglios linfáticos de la axila, fundamentalmente en casos de implantes que llevan rotos muchos años. Esta situación es excepcional y sólo puede aparecer en pacientes realmente muy dejadas, que no tienen en cuenta que en algún momento de su vida habrán de recambiar sus implantes. De suceder no requiere actuación quirúrgica adicional a la limpieza y recambio de las prótesis, pues la silicona es inerte y no se justifica una agresiva cirugía mamaria y axilar de vaciamiento para eliminar las micropartículas, excepción hecha de nódulos individuales fácilmente abordables o que se sospeche que su origen no está en la silicona.

 Los implantes de silicona líquida no suponen un riesgo para la paciente, y cualquier complicación posterior a su ruptura se puede evitar haciendo un seguimiento adecuado y recambiándolos cuando la vida de la prótesis llegue a su fin.

 A nivel comercial cada vez quedan menos fabricantes que suministren implantes rellenos de silicona líquida, pues están en desuso por parte de los cirujanos. Tanto por razones médicas como comerciales son implantes destinados a desaparecer.

 

 Ventajas

 La silicona líquida es un relleno biocompatible.
 Facilidad de introducción (permiten vías difíciles y son aptos para la mayoría de cirujanos).
 Tacto natural.
 Temperatura corporal.
 Su ruptura no supone una urgencia médica ni psicosocial para la paciente.
 Coste reducido.
 Permite la reproducción y la lactancia materna.
 Permite la realización de estudios mamarios como mamografía, ecografía, biopsias, etc.
 

 Inconvenientes

 Tendencia al "rippling" (ondulaciones).
 Dificultad para realizar un recambio si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo, si bien esta dificultad no implica imposibilidad y sólo es una molestia para el cirujano en su labor.
 Posibilidad de migración mamaria y axilar de la silicona si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo, si bien no es algo deseable esto no supone un riesgo claro para la salud.
 Necesitan seguimiento médico cuando se aproxime el final de su vida útil.

Suero Salino

Suero Salino

 Son implantes con cubierta de silicona y suero salino en su interior. El suero salino o solución fisiológica (equivale a agua para el organismo) es completamente reabsorbido por los tejidos en caso de fuga o ruptura, sin que tenga efecto alguno pues pasa al torrente circulatorio como si fuese una infusión endovenosa de suero.

 La primera generación de implantes con cubierta de silicona y suero salino en su interior, aún disponibles en el mercado, salen de fábrica vacíos, debiendo el cirujano proceder a su llenado en quirófano. Esto tiene inconvenientes importantes, como son la manipulación a la que se ven sometidos los implantes para su llenado en la mesa de instrumentación, la cual produce contaminación bacteriana y de partículas de polvo en su superficie que favorecen las infecciones, o que sea frecuente la persistencia de burbujas de aire en su interior que una vez en la paciente generen sonidos desagradables con los movimientos o la manipulación. Otro problema es la válvula por donde se introduce el suero, pues no es raro que presente fugas a los pocos años y el implante se deflacione prematuramente. La ventaja de esta primera generación para el cirujano es que puede manipular hasta un 25% el volumen nominal que marca el fabricante para su llenado con el fin de ajustarse a su plan quirúrgico.

 Existe una segunda generación de implantes con cubierta de silicona y suero salino en su interior que vienen ya rellenados y sellados de fábrica, y por lo tanto no presentan mayor riesgo infeccioso, burbujas ni fugas prematuras. Sin embargo si es común a todos ellos tres características muy negativas del suero salino, como son su extrema frialdad al tacto y la sensación palpable de "globo de agua", ambas pueden suponer una degradación de la calidad en la vida sexual de la paciente y una permanente percepción de ser portadoras de implante en climas fríos o en invierno. Además se facilita el "rippling" que consiste en ondulaciones visibles y/o palpables ocasionadas por su fluidez acuosa.

 A nivel comercial cada vez quedan menos fabricantes que suministren implantes rellenos de suero salino, pues están en desuso por parte de los cirujanos. Tanto por razones médicas como comerciales son implantes destinados a desaparecer.

 

 Ventajas

 El suero salino es fisiológico y reabsorbible, parte de la propia composición del organismo.
 Gran facilidad de introducción (permiten todas las vías y son aptos para cualquier cirujano).
 El cirujano puede manipular el volumen nominal en los modelos rellenados en quirófano.
 Pueden ser abandonados en su seguimiento, una vez con fugas o rotos la paciente lo detecta porque pierde súbitamente el volumen de la mama.
 Facilidad para realizar un recambio, sólo hay que vaciarlos y sacar la cubierta.
 Coste reducido.
 Permite la reproducción y la lactancia materna.
 Permite la realización de estudios mamarios como mamografía, ecografía, biopsias, etc.
 

 Inconvenientes

 Tendencia al "rippling" (ondulaciones).
 Frialdad.
 Tacto de "globo de agua".
 Sonidos de burbujeo en los modelos rellenados en quirófano.
 Deflación prematura en los modelos rellenados en quirófano.
 Riesgo infeccioso aumentado por manipulación en los modelos rellenados en quirófano.
 Una vez con fugas o rotos la paciente pierde súbitamente el volumen de la mama, por lo que necesita operarse "urgentemente" sin poder planificar el momento.

Doble Lumen

Doble Lumen

 Son implantes con cubierta de silicona y doble lumen o doble cavidad en su interior, uno de los más conocidos tiene el nombre de implante de Becker, en los que la cavidad exterior era una fase de gel de silicona y dentro de ella una cavidad de suero salino o solución fisiológica (equivale a agua para el organismo) que es ajustable por el cirujano. El suero salino es completamente reabsorbido por los tejidos en caso de fuga o ruptura, sin que tenga efecto alguno pues pasa al torrente circulatorio como si fuese una infusión endovenosa de suero.

 La finalidad de los implantes de doble lumen es reducir el inconveniente de la silicona en caso de fuga, pues realmente no incorpora una gran cantidad que pueda pasar el exterior, manteniendo la ventaja del tacto natural del gel de silicona gracias a la cavidad exterior del implante. Por otra parte se busca reducir los inconvenientes del suero salino manteniéndolo en la cavidad interior, manteniendo la ventaja del suero en caso de ruptura, pues se reabsorbe fisiológicamente, y sobre todo porque se puede ajustar el volumen del implante por parte del cirujano.

 En la práctica estos implantes no logran los objetivos teóricos para los que fueron diseñados, pues más bien logran sumar los inconvenientes del gel de silicona y del suero salino, antes que potenciar sus ventajas.

 A nivel comercial cada vez quedan menos fabricantes que suministren implantes rellenos con doble lumen de suero salino y silicona, pues están en desuso por parte de los cirujanos. Tanto por razones médicas como comerciales son implantes destinados a desaparecer.

 

 Ventajas

 El suero salino es fisiológico y reabsorbible, parte de la propia composición del organismo.
 La silicona es el relleno biocompatible más adecuado en la actualidad.
 Facilidad de introducción (permiten vías difíciles y son aptos para la mayoría de cirujanos).
 El cirujano puede manipular el volumen nominal.
 Pueden ser abandonados en su seguimiento, una vez con fugas o rotos la paciente lo detecta porque pierde súbitamente el volumen de la mama.
 Su ruptura no supone una urgencia médica.
 Facilidad para realizar un recambio, sólo hay que vaciarlos y sacar la cubierta.
 

 Inconvenientes

 Tendencia al "rippling" (ondulaciones).
 Frialdad.
 Tacto de "globo de agua".
 Sonidos de burbujeo.
 Deflación prematura.
 Riesgo infeccioso aumentado por manipulación.
 Una vez con fugas o rotos la paciente pierde súbitamente el volumen de la mama, por lo que necesita operarse "urgentemente" sin poder planificar el momento.
 Dificultad para realizar un recambio si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo, si bien esta dificultad no implica imposibilidad y sólo es una molestia para el cirujano en su labor.
 Posibilidad de migración mamaria y axilar de la silicona si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo, si bien no es algo deseable esto no supone un riesgo claro para la salud.
 Necesitan seguimiento médico cuando se aproxime el final de su vida útil.
 Coste excesivo (de forma objetiva y mayor en función de los resultados).

Aceite de Soja

Aceite de Soja

 A finales de los años 90 se diseñaron implantes con cubierta de silicona y aceite de soja (triglicéridos) en su interior.

 La presión comercial y de los medios de comunicación a favor de los implantes rellenos de aceite de soja se volvió abrumadora, tanto para médicos como para pacientes. A los pocos años de su salida al mercado los implantes con cubierta de silicona y aceite de soja en su interior parecían llamados a sustituir a todos los demás modelos y materiales, una opinión tan precipitada como imprudente por la escasa experiencia clínica e investigación sobre estos dispositivos. Sorprendentemente eran implantes plenamente aprobados y homologados por la FDA, la Unión Europea y todos los Ministerios de Sanidad y organismos sanitarios oficiales a nivel mundial. Si un cirujano no usaba estos implantes era acusado por sus pacientes de "no estar al día ya que en televisión decían que la silicona era peligrosa y ya no hacía falta usarla", algo dramático y que no debería volver a suceder nunca más.

 No fue necesario que transcurriera mucho tiempo para que estallase el "escándalo de la soja", allá por el cambio de siglo. Esta vez si había motivos reales para la alarma pública, los implantes rellenos de aceite de soja empezaron a ocasionar graves complicaciones nunca vistas hasta la fecha en el aumento mamario. El pH de todos los aceites es bajo, y el aceite de soja no es una excepción, es decir, el grado de acidez es muy elevado, lo que convierte al aceite de soja en una sustancia corrosiva que ocasiona la degradación prematura de la cubierta de silicona a los pocos años o incluso meses de su colocación, lógicamente dependiendo de la fecha de fabricación de cada prótesis respecto al momento de la intervención.

 Estas rupturas tan tempranas no eran lo peor, una vez libre el aceite de soja seguía siendo una sustancia corrosiva e irritante sobre el propio tejido mamario de la paciente, ocasionando una quemadura interior gravísima, destrucción de tejidos, dolores insoportables, episodios inflamatorios, atrofia glandular e incluso, al ser el aceite liposoluble, pasando a la leche materna en caso de lactancia, algo inadmisible y de consecuencias para el lactante no conocidas. Las pacientes llegaron a padecer un mal olor corporal similar a "aceite rancio" que les impedía socializarse.

 Aunque muchos cirujanos no se dejaron presionar por la "moda" revolucionaria de los implantes rellenos de soja, manteniendo un criterio de prudencia, su uso llegó a ser mundial con determinados predominios geográficos.

 El fabricante recibió miles de demandas judiciales hasta que finalmente optó por reconocer su culpabilidad, llegando a un acuerdo a nivel mundial para indemnizar a las pacientes por los daños causados y hacerse cargo del coste de la reintervención, recambio y reparación de las secuelas. Los implantes rellenos de aceite de soja fueron prohibidos a nivel mundial.

 

 Ventajas

 Ninguna que justifique el peligro para la salud de estos implantes.
 

 Inconvenientes

 Producto sanitario peligroso para la salud y totalmente prohibido.

Hidrogel

Hidrogel

 Son implantes con cubierta de silicona e hidrogel en su interior. El hidrogel es una sustancia polimérica reabsorbible con la capacidad de retener agua e hincharse, como por ejemplo la carboxi-metil-celulosa.

 En la práctica los implantes con cubierta de silicona y relleno de hidrogel han sido retirados del mercado en algunos países, ya que se han descrito problemas como el vaciado precoz de los mismos o bien algunas autoridades sanitarias consideran que han sido poco estudiados en cuanto a su seguridad.

 A nivel comercial cada vez quedan menos fabricantes que suministren implantes rellenos de hidrogel, pues están en desuso por parte de los cirujanos. Tanto por razones médicas como comerciales son implantes destinados a desaparecer.

 

 Ventajas

 El hidrogel se reabsorbe por el organismo.
 Facilidad de introducción (permiten vías difíciles y son aptos para la mayoría de cirujanos).
 Tacto natural.
 Pueden ser abandonados en su seguimiento, una vez con fugas o rotos la paciente lo detecta porque pierde súbitamente el volumen de la mama.
 Su ruptura no supone una urgencia médica.
 Facilidad para realizar un recambio.
 

 Inconvenientes

 Tendencia al "rippling" (ondulaciones).
 Frialdad.
 Deflación prematura.
 Una vez con fugas o rotos la paciente pierde súbitamente el volumen de la mama, por lo que necesita operarse "urgentemente" sin poder planificar el momento.
 Coste excesivo (de forma objetiva y mayor en función de los resultados).
 Dudosa seguridad.

Gel Cohesivo de Silicona

Gel Cohesivo de Silicona

 En su esfuerzo de investigación y mejora sobre los implantes mamarios, los fabricantes abrieron un nuevo campo con los nuevos rellenos de gel cohesivo de silicona. Este tipo de silicona se caracteriza por una mayor unión entre las moléculas que componen el gel, con lo que es mucho más denso y viscoso. De esta manera se logran dos tipos de beneficios, a largo plazo y a corto plazo.

 Al ser el relleno una masa gelatinosa compacta y no líquida de silicona, cuando los implantes están envejecidos y presentan poros o bien ya francamente rotos, la silicona permanece en el interior del implante o bien sale en pequeñas cantidades. Esto favorece la limpieza quirúrgica en los recambios tardíos de implantes y hace muy difícil, aunque no imposible, la migración de micropartículas de silicona dentro de la mama o hacia la axila, dependiendo del tiempo que se deje el implante sin recambiar una vez su vida útil ha finalizado.

 De forma inmediata los implantes rellenos de gel cohesivo de silicona tienen la gran ventaja de reducir el "rippling", dada la firmeza de su estructura interior. Además es imprescindible que los implantes de formas específicas, como los de perfil anatómico, sean de gel cohesivo para mantener su diseño dentro de la mama. Hay diferentes grados de cohesividad dependiendo del fabricante o del modelo, los geles más densos se emplean para evitar el "rippling".

 Hoy en día el relleno con gel cohesivo de silicona es el material más ventajoso y seguro para las pacientes que se someten a mamoplastia de aumento con implantes de perfil anatómico.

 

 Ventajas

 El gel cohesivo de silicona es el relleno más adecuado en la actualidad.
 Permite el uso de implantes de perfil anatómico.
 Muy eficaces en la erradicación del "rippling" (ondulaciones).
 Tacto natural.
 Temperatura corporal.
 Sin difusión del contenido.
 Su ruptura no supone una urgencia médica ni psicosocial para la paciente.
 Facilidad para realizar un recambio si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo.
 Muy difícil, aunque posible, migración mamaria y axilar de la silicona si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo, si bien no es algo deseable esto no supone un riesgo claro para la salud.
 Permite la reproducción y la lactancia materna.
 Permite la realización de estudios mamarios como mamografía, ecografía, biopsias, etc.
 

 Inconvenientes

 Dificultad de introducción (inadecuados para algunas vías difíciles y cirujanos inexpertos).
 Necesitan seguimiento médico cuando se aproxime el final de su vida útil.
 Coste elevado (aunque su calidad y resultados hacen que realmente su coste sea bajo relativamente).

Gel Ultracohesivo de Silicona

Gel Ultracohesivo de Silicona

 La mejora de la cohesividad del gel de silicona produjo en los años 90 implantes de un relleno compacto, cuasi-sólido, denominado gel ultracohesivo. Dicho gel tenía como finalidad la reducción o eliminación del "rippling", en lo cual era muy eficaz pero a costa de un tacto artificial y unos resultados con cierta artificialidad debido a que los implantes se comportaban como un bloque poco adaptable de una única pieza. Otras ventajas eran impedir la difusión del gel a través de las cubiertas primitivas, aumentar la vida útil de los implantes o facilitar los recambios tardíos.

 Los implantes ultracohesivos antiguos o tradicionales nunca llegaron a popularizarse, sus resultados poco satisfactorios y su precio muy elevado impidieron que se convirtiesen en herramientas de preferencia por parte de los cirujanos y pacientes. A pesar de ello no cesó su producción incluso hasta el momento actual, en el que diversos fabricantes siguen ofreciéndolos en sus catálogos.

 En los años recientes ha aparecido una importante novedad dentro de los geles de silicona de uso médico, se trata de un gel ultracohesivo moderno, altamente resistente al "rippling", con un tacto natural, total adaptabilidad y que permite unos resultados naturales, sin los inconvenientes de los implantes ultracohesivos tradicionales y con todas las ventajas de un gel cohesivo, aunque manteniendo un precio elevado por su exclusividad.

 Hoy en día el relleno con gel ultracohesivo moderno de silicona es el material que se considera más exclusivo, caro y eficaz de toda la gama de materiales de relleno disponibles para las pacientes que se someten a mamoplastia de aumento con implantes de perfil anatómico.

 

 Ventajas

 El gel cohesivo de silicona es el relleno más adecuado en la actualidad, siendo el gel ultracohesivo el material más sofisticado dentro de la gama.
 Permite el uso de implantes de perfil anatómico.
 Los más eficaces en la erradicación del "rippling" (ondulaciones).
 Tacto natural.
 Temperatura corporal.
 Sin difusión del contenido.
 Su ruptura no supone una urgencia médica ni psicosocial para la paciente.
 Facilidad para realizar un recambio si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo.
 Muy difícil, aunque posible, migración mamaria y axilar de la silicona si son abandonados en su seguimiento y no sustituidos a tiempo, si bien no es algo deseable esto no supone un riesgo claro para la salud.
 Permite la reproducción y la lactancia materna.
 Permite la realización de estudios mamarios como mamografía, ecografía, biopsias, etc.
 

 Inconvenientes

 Dificultad de introducción (inadecuados para algunas vías difíciles y cirujanos inexpertos).
 Necesitan seguimiento médico cuando se aproxime el final de su vida útil.
 Coste muy elevado (aunque su calidad y resultados hacen que sean una opción exclusiva para pacientes muy exigentes).


  • MapaWeb Dr. Nogueira Siluest Belliance Aviso Médico Aviso Legal
    Prótesis Perfecta